miércoles, 8 de octubre de 2014

SEGUNDA LUNA ROJA DE LA TÉTRADA

Este eclipse es parte de la tétrada de "lunas sangrientas" que concluirá en septiembre de 2015. 

Este eclipse es el segundo de una saga o Tétrada Lunar. Son 4 eclipses de Luna:  el del pasado 15 de abril, este actual 8 de octubre de 2014, y luego el 4 de abril y el  28 de setiembre de 2015.

Desde las 6 de la mañana y por casi dos horas y media se pudo ver un nuevo fenómeno astronómico conocido como "Luna Roja", que se produce cuando el único satélite natural de la Tierra ingresa en el cono de sombra terrestre, que es el túnel que el planeta proyecta hacia atrás al ser iluminado por el sol.
La Nasa (Agencia Espacial de Estados Unidos), anticipó que el eclipse lunar total iba a ser difícil de observar desde varias latitudes, pero sí se lo pudo contemplar desde las zonas cercanas al Océano Pacífico, como Australia, el este de Asia y América del Norte.

En la Argentina, el fenómeno fue menos visible que el que se pudo observar con claridad en el pasado mes de abril. De todas formas, la "Luna de Sangre" pudo ser vista alrededor de las 6, apenas en su inicio, en la zona oeste del país, desde Jujuy hasta Mendoza.
El eclipse tuvo una duración aproximada de dos horas y media, Esta nueva "Luna de Sangre" o "Luna Roja" provocará que al satélite se lo aprecie (desde el hemisferio norte) un 5,3% más grande que lo que se lo pudo ver en el eclipse del pasado mes de abril.
En esa ocasión, un millar de personas se reunieron en el Planetario de Buenos Aires para seguir las fases del fenómeno, que volverá a producirse dos veces hasta el año próximo: el tercero, el 8 de abril de 2015, que tampoco será del todo visible en la Argentina; para observarlo en todo su esplendor, habrá que esperar al 28 de septiembre de 2015.
Durante el eclipse, las partículas de la atmósfera terrestre refractan los rayos del sol y sólo dejan pasar la luz roja, que es lo que dará a la Luna ese extraño resplandor. Se trata del mismo fenómeno que tiñe las nubes de naranja durante el atardecer.
En este video se ve completo el proceso

Ahora bien qué es exactamente un Eclipse ( visto desde la ciencia)  La palabra "eclipse" proviene del latín "eclipsis", y éste del griego "écleipsis", que significa faltar, desaparecer. Y esto es precisamente un eclipse: una desaparición parcial o total de un astro ante los ojos de un observador, por el avance de un segundo astro que se interpone entre el primero y el observador. Este fenómeno también se conoce con el nombre de ocultación, utilizándose el término eclipse preferentemente para la ocultación del Sol o la Luna.
El eclipse de Luna se origina por la interposición de la Tierra entre el Sol y la Luna, desapareciendo la Luna por la proyección de la sombra de la Tierra sobre la superficie de la misma. Este eclipse puede ser parcial o total, y sólo puede ocurrir durante la Luna Llena. Tanto el eclipse de Sol como el de Luna, siempre ocurre en conjunción con uno de los nodos, y, por ende, en oposición al otro.
Y esta es la mirada de la Astrología
Los eclipses siempre han sido motivo de temor y superstición, especialmente en la antigüedad, ya que se los consideraba una influencia oscura y negativa. En general, en la mayoría de las civilizaciones, las personas creían que durante estos fenómenos sucedían cosas malas, y la realidad es que muchas guerras o eventos importantes de la historia comenzaron coincidentemente con eclipses. 
Según los judios esta tétrada se produce coincidiendo con sus fechas sagradas y es la última por mucho tiempo. Las dos anteriores tétradas ocurrieron en los bienios 1949-50 (tras la independencia de Israel) y 1967-68 (esta última justo después de la Guerra de los 6 Días y la recuperación de Jerusalén); ¡pero la próxima tétrada no ocurrirá hasta 500 años más tarde!, allá para el 2614-15 en pleno Milenio).
Ver la Luna teñirse de rojo es motivo suficiente para prestar atención a este eclipse, pues pareciera a la vista que la Gran Diosa se viste de sangre, luego de ocultarse. Desde la antigüedad este simbolismo celeste llevó a temer y buscar el mensaje oculto para poder, mediante rituales, encontrar el camino que la Diosa pedía.
A diferencia del eclipse de abril pasado en Libra, el signo del equilibrio, esta Luna Llena en Aries es una Luna de cuidado. ¿Por qué? Aries trae desbordes, redobla el fuego, la velocidad y la pelea. Nuestras energías de acción, la ira, la agresión, el descontrol, se acentúan.
El eclipse se conforma con fuertes tensiones. Por un  lado encontramos la Luna a 15º Aries 05′ se encontrará para este eclipse, en conjunción  a Urano a 14º Aries 29′, quien como ya sabemos está en cuadratura a Plutón, en este momento a 11º Capricornio 03′. El Sol a 15º Libra 05′ para este eclipse, que por supuesto está oponiendo la Luna para una luna llena, se encuentra también en cuadratura a Plutón y opuesto a Urano. Venus es parte de esta ecuación por encontrarse en Libra al lado del Sol.
Al mismo tiempo como corresponde los nodos se encuentran junto a la figura de este eclipse. Nodo Norte junto al Sol y Nodo Sur junto a Luna.
Los hindúes a principios de nuestra era trataron de explicar los eclipses de luna mediante el mito de Rahu (que se cuenta en el Bhágavat Purana, entre otros). Los semidioses y los demonios batieron el océano de leche (uno de los siete exóticos océanos lejanos, dentro de este mismo planeta) para extraer el néctar de la inmortalidad. Cuando éste se produjo, una forma femenina del dios Vishnú los hizo formar fila. Primero le entregaría un trago a cada semidiós y luego repartiría el resto entre los demonios. Rahu entonces adoptó forma de semidiós para participar en la primera dosificación de néctar. Cuando le tocó su turno y levantó la copa para tomar una gota de néctar, Soma (dios de la Luna) se dio cuenta de la impostura y avisó a Vishnú, quien le cortó la cabeza al demonio con su disco chakra. Como Rahu ya tenía la gota de néctar en la boca, su cabeza se volvió inmortal, quedó colgada de la bóveda celeste y cada tanto se come a la Luna en venganza.

Esta tensión por tanto plantea como tema central la lucha de poder entre dos partes. Ya sean los miembros de una pareja, ( marido y mujer, entre socios, o simplemente entre dos personas que por el motivo que fuese tienen un vínculo) las facciones de dos países (o dentro de un mismo país)
Urano empuja a una búsqueda de libertad, Plutón exige una transformación, Venus en su propio dominio junto al sol no solo plantea el tema de las relaciones como central sino que en cierta medida suaviza la tensión. Al producirse en signos cardinales, este eclipse impulsa a la acción: ¡Hay que resolver! Aries nos brinda coraje, capacidad de tomar iniciativas e iniciar nuevos caminos. Es una energía resolutiva y dinámica, pero también, y cuidado con eso, agresiva, impulsiva y a veces imprudente. La lucha es entre el YO (aries) y el TÚ (libra) polaridad dinámica que debe encontrar un nuevo equilibrio.
Ahora bien al ser un eclipse de Luna es ella la dominante y por lo mismo la temática central remite al campo inconsciente, emocional, vincular. el ocultamiento de la luna nos invita a sumergirnos en su vientre (interioridad) para indagar en aquello que necesita ser transformado, liberado, activado, llevado a la conciencia (sol) para su resolución.
Durante los eclipses entran en juego tres factores claves para el universo espiritual psicológico del ser humano: la Luna, la Tierra y el Sol, ligados a través de ese "punto túnel" espacio temporal que es el eje nodal (nodo norte y sur). Debemos tener presente que durante un eclipse no se produce un evento, sino que al igual que en cualquier otro ciclo se desencadena un proceso, que articula un eclipse de la serie con el siguiente.Los factores afectados son: en primer lugar, la casa natal en la que el eclipse tiene lugar. Luego debemos considerar aquellos planetas y puntos sensibles de la carta natal que se encuentran en aspecto con el eclipse dentro de un orbe no mayor de 4 - 5 grados. Los puntos fundamentales son: SOL, LUNA MEDIO CIELO Y ASCENDENTE, pero también es importante tener en cuenta a los regentes de estos.
Al ser pues la Luna la figura central en este caso, la crisis tiene que ver con un "reordenamiento" y "reinstalación" del individuo en su "presente". La Luna simboliza el pasado consciente e inconsciente. La Tierra, el presente y el Sol, el futuro potencial. Los nodos son una puerta, desde nuestro presente, hacia el pasado y el futuro. 
Un eclipse de Luna puede ser altamente benéfico, pero dado que muchas veces las crisis que desencadena son intensas, ya que durante este eclipse la sombra de la Tierra hace "desaparecer" momentáneamente a la Luna, y por lo mismo , desde lo simbólico y vivencial, el presente, fuertemente inducido por él devenir, corta los lazos con el pasado, confrontándonos para su reacomodamiento, también incrementando nuestra libertad interior, si no nos resistimos a dicho cambio; es posible que nos tardemos en descubrir su aspecto beneficioso. Este suceso celeste indica que es tiempo de llevar a la conciencia lo inconsciente y esto puede resultar en ocasiones doloroso. 
Un eclipse de Luna, siempre ocurre en Luna llena, la que simboliza todas las fuerzas primitivas reflejándose en el cielo buscando reencontrar su luz. Por algún tiempo, algo que estuvo ahí acompañándonos - el pasado - parece haberse ido para siempre, o al menos no resultar de utilidad a partir de este punto. El error sucede cuando pretendemos aferrarnos y/o recuperar la seguridad perdida, en vez de explorar nuevos caminos y posibilidades.
Como dije antes este movimiento de cambio forma parte de un proceso, lo que significa que el efecto del eclipse no es siempre perceptible de inmediato. al contrario en cada uno de estos ciclos de varios eclipses, vamos transitando un proceso en el que en cada configuración (eclipse) nos da pistas del trabajo a realizar con la conciencia hasta completar dicho proceso.
Los eclipses funcionan a nivel mundial y también a nivel personal. ciertas personas se verán más influenciadas que otras si la carta del eclipse afecta puntos importantes de su propia carta. En ese caso el eclipse invita de modo individual trabajar sobre aquellos aspectos afectados.
Veamos la carta del eclipse para Buenos Aires

Superponiendo esta carta sobre la propia cada quien podrá saber si le afecta y en qué aspectos lo hace.
Del mismo modo es posible superponerla a la carta natal del país y evaluar en qué puntos afecta.